­

Caminando por Asia

Así comenzó el primer relato de mi viaje a Asia en 2014. Viaje que sin saberlo, cambiaría más aún mi manera (ya entonces especial) de ver, sentir y vivir la vida. A la vuelta, 6 meses después, volvería a mi trabajo de siempre; lo que no sabía en ese momento es que a los 2 meses empezaría por vender todos mis objetos, acabaría mudándome a un cuchitril y posteriormente dejaría mi trabajo, con una única cosa clara. QUERIA VIVIR! (Sí, en mayúsculas)

See you, Philippines

31 de marzo de 2014 – El día llegó: hoy me despido de Filipinas. Quién sabe, posiblemente solo sea un “hasta luego”. Aunque hace casi tres meses que llegué, las cosas no han ido como yo […]

Camboya is amazing!

 4 de abril de 2014 – La llegada a Camboya fue maravillosa: gente encantadora que, pese a su triste pasado reciente, me ha acogido con los brazos abiertos y, cómo no, con una inmensa sonrisa -mezcla […]

30 días con el pueblo Jemer

29 de abril de 2014 – Hace 30 días que viajo por Camboya y lo cierto es que el tiempo pasa volando y he hecho muchísimas cosas. Pasé los primeros 15 días con Elisenda de tour […]

Mix cultural en Malasia

12 de mayo de 2014 – Estoy en un tren con destino al nordeste de la península Malaya, y en medio de espesas junglas, van pasando las horas. Aunque sean catorce horas como en este trayecto, […]

29 horas en Singapur, la ciudad del león

23 de mayo de 2014 – La llegada a este país fue toda una aventura: entré por tierra y, tras poco más de cuatro horas en el bus, me pararon en la aduana. Odio los pasos […]

El legado de Vicente: mi visita a la Fundación Vicente Ferrer

28 de mayo de 2014 – Como consecuencia de mi primer viaje a la India en 2010, nada más llegar a Barcelona decidí apadrinar a una niña. Me decidí por la Fundación Vicente Ferrer ya […]